BLOG - DESPACHO ABOGADOS - ADMINISTRADORES DE FINCAS Y ASESORÍA FISCAL

Noticias de Interés

 
   

¿ES LEGAL LA INSTALACIÓN DE CÁMARAS DE VIGILANCIA EN LA PISCINA DE LAS COMUNIDADES DE PROPIETARIOS?



 

Con el verano a la vuelta de la esquina y el calor llamando a nuestra puerta, en unas semanas comenzará la temporada de piscinas en las comunidades de propietarios y con ella los problemas de todos los años: intrusión de personas ajenas a la finca, chapuzones fuera del horario de piscina, vandalismo…
La videovigilancia se ha consolidado como el sistema disuasorio por excelencia en las Comunidades de Propietarios, pero… ¿se pueden instalar cámaras de vigilancia en las piscinas comunitarias?

Efectivamente, SÍ SE PUEDEN INSTALAR CÁMARAS DE VIGILANCIA EN LAS PISCINAS DE COMUNIDADES DE PROPIETARIOS. No será necesario el permiso de los usuarios siempre y cuando su finalidad sea la seguridad, pero deberán tenerse en cuenta una serie de cuestiones para evitar posibles sanciones por parte de la Agencia Española de Protección de Datos…  

La instalación de cámaras de vigilancia en zonas comunes de una comunidad de vecinos es un servicio de interés general (incrementar la seguridad de las instalaciones) por lo que tal y como indica la Ley de Propiedad Horizontal en su artículo 17.1, deberá aprobarse por el voto a favor de las 3/5 partes de los propietarios. Es quórum, es necesario para la instalación de cámaras de videovigilancia en las zonas comunes, ya sea en garajes, trasteros, ascensores… y por supuesto, piscinas comunitarias.
Instaladas correctamente y en las ubicaciones idóneas para el fin que se persigue (la seguridad), su instalación no atenta contra la privacidad de los usuarios. Ahora bien, no debemos olvidar, en ningún caso, que la instalación debe ajustarse a la Instrucción 1/2006 , de 8 de noviembre, de la Agencia Española de Protección de Datos (BOE número 296 de 12 de diciembre de 2006), sobre el tratamiento de datos personales con fines de vigilancia a través de sistemas de videovigilancia.

Como ejemplos prácticos, si las cámaras enfocasen directamente las duchas, supondrían una medida desproporcionada y una intromisión en la privacidad de los usuarios, susceptible de sanción por parte de la Agencia Española de Protección de Datos. Por el contrario, la instalación de cámaras de vigilancia protegiendo los accesos a la piscina, resultaría una medida proporcionada, idónea y que responde a la necesidad de seguridad de la comunidad de propietarios.

Total: 0 Comentario(s)

Categorías

Últimas Entradas